Saltar al contenido
La Cocotte

Rosa Borrás (Comerespecial.com): «Presento platos que resulten útiles a todas las personas, incluso a aquellas que tienen limitaciones alimenticias como yo»

Foto Rosa Borras comer especial entrevista

Se llama Rosa Borrás, es periodista e impulsora y creadora de ‘Comer Especial‘. Protagoniza hoy la entrevista más personal desde que creamos ‘Blogueros Entre fogones’, puesto que su  blog nació en el año 2011 con la finalidad de compartir experiencias relativas a sus circunstancias alimenticias debido a una enfermedad.

Su intención, más que loable, es poder mostrar que, aunque nos restrinjan la alimentación, siempre es posible disfrutar de la comida. «Yo no puedo emplear en mis platos pimienta, curry, tabasco, cúrcuma y otra serie de especias, así como determinadas legumbre, verduras y frutas», indica en su presentación. Pero no solo ha sabido mirar de frente a las dificultades, sino que además contribuye a que otras personas en circunstancias similares puedan hacer lo mismo. Todo un ejemplo a seguir.

¿Cómo te iniciaste en el apasionante mundo de los blogs de cocina?

En el año 2007 me diagnosticaron una enfermedad autoinmune con la que había nacido. A partir de ese momento mi vida dio un giro de 180 grados. Pasé de ser una persona muy activa y que comía de todo a una estricta alimentación que ha ido variando con los años. En 2011 me quedé en paro y una buena amiga me inoculó el gusanillo. Desde su certera perspectiva, opinaba que con el blog ayudaría a la gente al compartir mi experiencia, normalizándola y publicando mis recetas. Así que comencé a darle vueltas a la idea y poco a poco tomó cuerpo con la ayuda de otra amiga bloguera. De esa forma auné mis circunstancias de vida con mi profesión como periodista y el mundo de los blogs.

 ¿Cuál es tu objetivo en la red?

Mi objetivo es compartir recetas de comida que sean saludables, fáciles y económicas. Platos que resulten útiles a todas las personas, incluso a aquellas que tienen limitaciones alimenticias como yo. Por ese motivo siempre dejo trucos y consejos para que, aún sin saber cocinar, las recetas salgan bien y se adapten a los gustos de todas las personas que visitan Comer Especial.

Si tuvieras que definir ‘Comer Especial’ en 3 palabras cuáles serían.

  • Sencillez. Creo que esa es una de las características del blog: platos reales y fáciles de elaborar; recetas para el día a día y para ocasiones especiales sin perder de vista la sencillez.
  • Pasión. Pongo toda mi pasión en lo que hago e intento plasmarla en el blog, en lo que publico.
  • Especial. Quizá una de las más importantes para mí, ya que está en el propio nombre del blog. Fundamentalmente tiene que ver con mi concepto tras el diagnóstico de la enfermedad. La gente hablaba de problema y yo lo veía como algo especial; que se podían hacer comidas ricas, sabrosas, sanas y especiales aunque no llevaran tantas especias. Recuperar el sabor del producto, de la materia prima.

¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo?

Una de las cosas que más me gusta es el contacto con las personas que visitan el blog y me siguen a través de las redes, saber cómo les ha salido la receta, si les ha gustado y resultado útil. Esa retroalimentación es maravillosa tanto si les agrada como si no, ya que me sirve para aprender y seguir adelante. El poder estar en contacto con mi profesión a través de los artículos es maravilloso, un sueño.

¿Quiénes son tus referentes gastronómicos?

En mi familia hay una larga lista de cocineros, reposteros y panaderos profesionales desde hace siglos que son mi principal referente y fuente inicial de conocimientos. Esencialmente realizo una cocina casera adaptada a mi alimentación y con consejos y trucos para que también se amolde a los gustos del público en general. Con lo cual, parto de la cocina de toda la vida, la de nuestras madres y abuelas, con una mezcla, en ocasiones, de cosas que he aprendido en diversos cursos que he realizado a lo largo de estos años con cocineros y pasteleros profesionales.

También me gusta la cocina de muchos chefs, desde Arguiñano hasta Dabiz Muñoz, por ejemplo. Sin embargo, he tenido alguna que otra mala experiencia en restaurantes con estrella. Ya que cuando he llamado para hacer la reserva y he comunicado mis circunstancias (qué cosas podía tomar y cuáles no), amablemente me han indicado que era imposible atenderme. Por otro lado, he comido de maravilla en el Solana (de Nacho Solana) o el Kazan en Tenerife y también en YaKitoro (de Alberto Chicote) o los hermanos Torres en Madrid. Una cosa es tenerlos como referentes, gustarte su cocina, y otra muy diferente, poder comer sus platos.

Gracias a estas experiencias opté por escribir artículos en el blog sobre qué restaurantes están abiertos a adaptar su cocina a todas las personas. A lo largo de estos años he mostrado con qué me encontraba y cuánta amabilidad descubría en algunos establecimientos, así como el cariño que le ponían. Lo vi como otra forma de ayudar y facilitar las salidas a comer de la gente con alergias e intolerancias.

¿Qué utensilios no pueden faltar en tu cocina?

Cuchillos que corten bien, calderos y sartenes que no agarren, moldes para repostería, bandejas para horno, horno y, como extra, un brazo para batir. Sin lugar a dudas, indispensables, ya que sin ellos no se puede cocinar.

Por último, ¿qué receta te gustaría compartir con nuestra comunidad y por qué?

El flan casero porque es una receta en la que indico diversas formas de hacerlo: horno, vapor y Thermomix. Además, me conecta con aquellos momentos de la infancia, cuando veía a mi abuela o a mi madre en la cocina haciendo postres, me trae muy buenos recuerdos.

La Receta de Rosa Borrás: flan casero de ‘Comer Especial’

Flan casero sin lactosa

Ingredientes para el flan casero (6-8 personas):

  • 500 ml de leche sin lactosa o con
  • 4 huevos
  • 100 g de azúcar o edulcorante en la proporción adecuada
  • 1 limón, la piel
  • 700 ml de agua

Ingredientes para hacer caramelo casero:

  • 75 g de azúcar
  • 5 o 10 ml de zumo de limón
  • 1 pizca de sal fina
  • 40 ml de agua

Cómo se hace el flan casero

  1. Infusiona a fuego bajo la leche con las cáscaras de limón y el azúcar durante unos 5 o 7 minutos. Transcurrido el tiempo, aparta del fuego y deja que atempere.
  2. Luego pon la leche en un recipiente, tápalo e introdúcelo en la nevera unos 10 minutos.
  3. En una cacerola pequeña agrega azúcar, agua, limón y una pizca de sal para hacer el caramelo. Cuando el azúcar se derrita, espese y adquiera el color deseado, apártalo.
  4. Impregna bien el molde del flan casero con el caramelo líquido y reserva.
  5. Separa los huevos de uno en uno para asegurarte de que están bien y sin trozos de cáscara.
  6. Saca la leche de la nevera, quítale la piel de limón y añade los huevos. Bate bien y coloca la mezcla en el molde.
  7. Tapa el molde con papel de aluminio y cocina al baño María en el horno, en la placa o en la Thermomix. El tiempo dependerá de dónde decidas hacerlo, pero estará listo entre 40 y 50 minutos.

¿Conoces nuestras Guías de Compra? Descubre las Ofertas de Hoy