Saltar al contenido
La Cocotte

Mon (April’s Kitch): “Para mí la comida es un mundo social y comunicativo y trato de que sea así”

Humildad, sensibilidad y honestidad. Con estos tres términos define nuestra protagonista de hoy los valores de su blog de cocina. En ‘Blogueros entre fogones’ nos adentramos hoy en el enriquecedor mundo de April’s Kitch , impulsado por Mon.

Enriquecedor no solo por las recetas que nos ofrece, sino también por todo ese ecosistema creado en torno a ellas, que hace que de inmediato te enamores de un estilo inconfundible y, sobre todo, con una personalidad propia alejada de los clichés sobre los que muchas veces se cimientan este tipo de proyectos.

-¿Cómo te iniciaste en el apasionante mundo de los blogs de cocina?

La cocina siempre me ha gustado. Cuando era pequeña, iba detrás de mi madre viendo cómo hacía las cosas. Ella era una buena cocinera y fue mi primer referente. Pero por aquel entonces, tan solo se podía saber de cocina a través de libros o revistas culinarias. En mi juventud, empezó el boom de las recetas en Internet… para mí un mundo nuevo se abrió. Y de ahí, nacieron los blogs. Yo me quedé en el paro y encontré el momento para crear el mío. Mi intención primera fue recopilar las recetas familiares y de amigos que a mí me gustaban, para que no se perdieran, por el simple hecho de que, por ejemplo, esa cocinera/o anónima/o que sólo tuviera un hijo sin interés en la cocina no pudiera transmitirse. Me inquieta que su saber, que su cadena gastronómica, heredada de padres a hijos, fuera a morir. Esa rotura de eslabones, fue mi idea inicial. Había que encontrar el modo de reiniciar cadenas rotas.

· ¿Cuál es tu objetivo en la red?

Son básicamente tres. Este ya comentado, de la continuidad de cadenas que, en el tiempo han podido quedar interrumpidas. Recuperación, reparación y transmisión para reiniciar cadenas. En segundo lugar, aprender, aprender y aprender. El mundo blogger me ha abierto la puerta a ferias, ‘showcookings’, otros bloggers, cocineros, libros… y mi hambre de conocimientos es infinita. Y en tercer lugar, transmitir. Siempre he tenido una vocación comunicativa y literaria. El blog me permite desarrollarme en ese sentido.

· Si tuvieras que definir ‘April’s Kitch’ en 3 palabras cuáles serían.

Humildad. No quiero establecer “clases”, no quiero ser vista como alguien que porque está en un medio tiene más valores o privilegios. Intento ayudar siempre a bloggers que empiezan y respondo a todo el mundo. No tengo los seguidores de muchos blogs considerados por las marcas como top, pero no me importa. No es mi meta conseguir números.. aunque a nadie le amarga un dulce. Pero no pienso en ello. No hago fotos maravillosas, pero me esfuerzo en ofrecer imágenes que transmitan lo que quiero decir.

Sensible. El mundo de las emociones domina mi blog. Está lleno de recuerdos, de historias inventadas a veces, otras autobiográficas, otras recogidas. Para mí la comida es un mundo social y comunicativo y trato de que sea así. Y cuando transmito una feria, un evento, trato de que la parte humana sobresalga sobre la mercantilista.

Honesta. No me gusta ir a eventos/actos/restaurantes que no respondan a mi modo de creer en este mundo, o de hablar de marcas en las que no creo. No me gusta relacionarme con bloggers top porque son top. Para mí, las personas que hay detrás son las importantes y sus valores los que me hacen apreciarlas. Y hoy por hoy, mis seguidores son fruto de personas (no máquinas, no compras) que se han acercado a mí con cariño o curiosidad. Ese es mi orgullo… y se demuestra porque yo sigo a un número parecido de personas. Me interesan los demás también.

· ¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo?

La oportunidad de saber, de conocer, de aprender y de transmitir sin necesidad de usar el dinero para ello.

· ¿Quiénes son tus referentes gastronómicos? (si es que los tienes)

Muchísimos. Chefs, chefs sin estrella que trabajan con honestidad y de los que admiro su trabajo y su tesón, otros bloggers, y todas/os esos cocineros que están en sus casas y son unos monstruos y nadie lo sabe. De todos aquellos que lo fueron, que dedicaron su vida a transmitir amor a través de sus platos y nunca nadie hablará de ellos.

· ¿Qué utensilios no pueden faltar en tu cocina?

Si los libros pueden ser considerados utensilios, libros. Cuchillos, humildes cucharas de madera, aunque ya no estén permitidas en las cocinas profesionales, pucheros abollados que me cuentan historias de sus miles de hora fabricando felicidad.

· Por último, ¿qué receta te gustaría compartir con nuestra comunidad y por qué? Explícanos brevemente cómo se hace.

Pues algo que aún no os he comentado es que tengo pasión por la gastronomía de todo el mundo. Considero que, al igual que las personas, todo el mundo merece ser escuchado, ser visto, ser probado y si te gusta ser asimilado. Eso me pasó cuando pisé USA por primera vez. Pude comprobar que no todo es fast food y que existen miles de gastronomías tan intensas como las de toda Europa, germen de su existencia. A través de mi estancia en Chicago, tuve la oportunidad de conocer sus tradiciones. Y hay una que es mi favorita, y que llevo 20 años repitiendo con mis amigos ya que sucede en noviembre y es mi cumpleaños. Consiste en una comida de hermandad para celebrar la vida y la libertad y se convierte en el menú de mi celebración. Y es el Thanksgiving o Acción de Gracias.

Es un menú con varios platos, que llena una mesa llena de complementos al pavo que te hacen sentir rica y afortunada. El pavo me entusiasma… se hace durante varias horas (dependiendo del peso), y va relleno de un pan (que también hago yo de harina de maíz) desmigado y unido a varios ingredientes como apio, cebolla y huevo duro (en la versión de la familia dónde lo aprendí, hay muchas otras), lleva mucha salvia (la adoro), mantequilla.. sí mantequilla que lo convierte en un pavo amoroso y tierno, que todo el mundo adora.

Enlace receta: http://aprilskitch.blogspot.com/2017/11/thanksgiving-menu.html

La Receta de April’s Kitch: Pavo de Acción de Gracias

pavo de accion de gracias

– Ingredientes

  • 1 Pava (en mi caso era de 5kg)
  • 100g mantequilla derretida
  • Sal/Pimienta
  • Salvia/Romero/Tomillo
  • Relleno:
    • 1 pan de maíz ya cocido previamente
    • 100g de mantequilla derretida
    • 1 cebolla grande cortada en cuadraditos pequeños
    • 4 tallos de apio cortaditos en trocitos pequeños
    • 2 huevos duros cortados a trocitos pequeños
    • Pimienta
    • Salvia
    • Sal/Pimienta
    • Romero/Tomillo (esto lo pongo yo de cosecha propia)

Preparar relleno

Desmenuzar el pan con las manos hasta dejarlo como desmigado. Añadir la cebolla, el apio, los huevos duros cortado en brunoise, es decir a cuadritos pequeños. Añadirle las hierbas al gusto. Incorporar la mantequilla que le dará cierta unidad y mezclar.

Preparar el pavo

Lavar la pava para dejar su interior libre de vísceras. Secar bien el exterior. Colocar sobre una bandeja para ir al horno (si tenemos una de esas bandejas con rejilla, mejor, porque los jugos se nos recogerán debajo). Con ayuda de una cuchara ir incorporando el relleno al interior del pavo hasta que no nos quepa más. Con ayuda de unos alambres o lo cosemos, o con unos palillos cerramos la obertura del pavo dejando el relleno “aislado”.

Derretimos la mantequilla y la dejamos caer por la superficie del pavo. Salpimentamos y ponemos en el horno en la parte de abajo. Si tenéis un horno moderno ponerlo a temperatura 140-150º con aire circulando. Si vuestro horno es de lo más tradicional (como el mio) yo lo pongo con sólo calor abajo. Se calcula 1h por kg aprox. Mi truco personal después de 20 años de hacerlo es que cuanto más tiempo (a fuego suave) está, más tierno y menos seco quedará que si lo vamos haciendo a una temperatura no muy alta. Con la ayuda de una pipeta vamos mojando la parte de arriba con su propio jugo. Si vemos que ya está dorado lo tapamos con papel de aluminio. Cuidado no os engañe la percepción y penséis que ya está cocinado. Si tenéis un termómetro o sonda, la temperatura debería ser entre 74-80ºC.

Como ejemplo esta pava que hice hoy pesaba 5kg y estuvo en el horno 6,30h a 140-150ºC.

Una vez esté hecho el pavo recogemos la salsa en un bol para hacer el gravy o salsa.

¿Conoces nuestras Guías de Compra? Descubre las Ofertas de Hoy